Entrevista a Dilma Rousseff: “Hay un nuevo paradigma golpista pseudoinstitucional”


Reclamo por Malvinas.

Antes del inicio de la entrevista de 72 minutos la presidenta, suspendida del cargo mientras se lleva adelante el “impeachemnt”, repasa informalmente algunas anécdotas diplomáticas. Recuerda una cumbre del G-20 donde al ex premier británico David Camerón “se lo veía algo asustado” y evitaba pasar cerca de Cristina Fernandez, temiendo que ella volviera a plantearla su reclamo sobre Malvinas “que Brasil siempre apoyó”.

Golpe de los corruptos con apariencia institucional

¿Podemos empezar a grabar, Presidenta? “Sí, adelante”, responde y autoriza que ingrese el equipo de documentalistas que la sigue a sol y sombra para registrar su pelea para restablecer la normalidad democrática quebrada con “este golpe organizado por un corrupto pertinaz como es el señor Eduardo Cunha (ex jefe de diputados) , que es la persona que realmente manda en el gobierno interino de (Michel) Temer”. Rousseff habla sobre el golpe en gestación contra su gobierno y lo sitúa en el arenero de una América Latina en la que vislumbra estallidos sociales y democracias degradadas.

Ataque a líderes populares

–Es cierto, no sé en detalle lo que está ocurriendo en todos los países de América Latina, pero me parece que existe un modelo de ataque a los líderes populares donde se combina un cierto tipo de periodismo de guerra, las filtraciones selectivas de procesos judiciales, jueces que investigan de una forma severa a unos y a otros no.

Periodista argentino

Yo quedé escandalizada al saber que un periodista argentino recientemente dijo que durante el gobierno de Cristina se hizo un “periodismo de guerra”, eso se parece mucho a lo que sucedió contra mi gobierno. Ese ese tipo de periodismo es la antítesis de la democracia. Son casos con varias similitudes los que vemos en Brasil y Argentina. Vemos como se usa el combate a la corrupción como un instrumento de acción ideológico y político. Acá vemos como se ataca permanentemente al presidente Lula, atribuyéndole cosas, acusaciones, que no corresponden con la realidad, y posiblemente esté ocurriendo lo mismo en Argentina con la presidenta Cristina, por quien tengo un gran respeto, creo que ella es una mujer de garra, ella dejó una gran contribución para América Latina y por su puesto para Argentina. Yo fui testigo de las relaciones de solidaridad que ella estableció con todos los países de continente, de su trabajo a favor de Unasur, del Mercosur y la Celac.

Resistencia popular

–¿Imagina explosiones en cadena en la región?

– Creo que quienes están apostando en estos golpes en América Latina corren el riesgo de causar una desestabilización profunda. Estos procesos golpistas pueden traer consecuencias imprevisibles donde es probable que haya explosiones sociales, me parece que ni los propios golpistas saben lo que podrá desencadenarse en el futuro, lamentablemente el precio a pagar será muy alto. Usted puede esconder las cosas, pero al final un golpe es un golpe, nadie puede creer que alguien da un golpe y todo queda como estaba, nadie puede suponer que estos procesos ilegítimos no dejarán marcas.

El mundo

–Un paisaje regional sombrío en un mapa global incierto.

–Vea, lo que está ocurriendo en el mundo con esta globalización que benefició a las grandes empresas oligopólicas mientras originó un retroceso para el conjunto de la población que está padeciendo las consecuencias sin que nadie le ofrezca ninguna compensación. En Estados Unidos tenemos ciudades inmensas que están hundidas en la decadencia y la pobreza. Es un cuadro tan grave que hasta la propia prensa neoliberal reconoce que es un problema grave que haya una la desigualdad creciente y la concentración llegue al punto donde el 0, 01% de la población que detenta casi el 40 % de la renta. Si las ganancias aumentan por encima del 300% y el salario crece un 10 o 12% durante un período muy largo es algo que nos llevará a conflictos, es inexorable que haya consecuencias graves en un sistema donde la mayoría pierde sus derechos básicos. Estos procesos que se prestan al surgimiento de soluciones raras permiten que aparezcan fenómenos como el de Donald Trump.

Lo que pasó en Brasil

Pasaron 13 años desde que Luiz Inácio Lula da Silva llegó al Palacio de Alvorada, la residencia oficial, el 1º de enero de 2003 donde permaneció, reelección mediante, hasta el 31 de diciembre de 2010 cuando fue sucedido por su compañera. Al “Poder”, el que se escribe con mayúsculas y sobrevive a las administraciones presidenciales, siempre le resultó inaceptable tener que soportar la presencia del PT al frente del Estado.

El 12 de mayo pasado, poco después de llegar al Palacio Planalto, sede de la Presidencia, el mandatario interino Michel Temer suprimió las imágenes publicitarias y los esloganes de la era petista para establecer como nuevo lema oficial, el antiguo “Brasil, Orden y Progreso”, que evoca la simbología militar. Y paulatinamente fue desalojando toda la iconografía de la era petista, incluso despidió al mozo que durante años le sirvió café a Dilma y a Lula .

Seguir peleando

En su última trinchera, la residencia de Alvorada, Dilma habla de “seguir peleando todos los días con el mismo optimismo” y de su admiración por la pintora surrealista española Remedios Varo, “una luchadora”. Enciende su tableta para mostrarme pinturas de Varo. “Adoro sus obras, fue una artista ma-ra-vi-llo-sa que peleó por la República en España y después tuvo que asilarse en México, cuando vuelva a México quiero ir alguna de sus exposiciones”.

Comparación con el nazismo

No quiero ser exagerada en las comparaciones, pero cuando uno ve como se está encubriendo la realidad con tanta alevosía esto me recuerda otras situaciones más extremas como las que trata Arendt cuando escribe sobre el proceso contra el criminal de guerra nazi Adolf Eichmann . Allí ella nos enseñó como es posible que el mal conviva tranqulamente con lo cotidiano, como el mal se esconde debajo del aspecto neutro de un burócrata de la muerte. Como Eichmann era capaz de llegar a su casa y besar a sus hijos como si no pasara nada en los campos de concentración.

Ver nota completa en Página12

 

 

Deja un comentario

Autor entrada: Airevision

Dejanos tu opinión