Inversiones privadas: se concretó solo 5% de lo anunciado desde diciembre de 2015

Se concretaron 34 de 455 proyectos. Los exiguos montos. La inversión privada no alcanza y la extranjera no llega. En energía sólo a futuro. En industria nada por ahora. La inseguridad jurídica.

El Cronista Comercial publica hoy una descripción preocupante de la inversión privada en Argentina, que muestra que el país está muy lejos de la salida económica. Ya han quedado muy atrás las inversiones privadas prometidas en la campaña a través de la insersión en el primer mundo, argumento que nos costó 15 mil millones de dólares para pagarle a los buitres.

El gobierno quiere, la realidad dice que no.

El Gobierno quiere que la inversión sea el impulsor de la actividad económica, pero debido a los ajustes macroeconómicos y en el marco regulatorio y el acceso limitado al financiamiento, los proyectos se van concretando, pero más lento de lo deseado.

Se concretaron 34 de 455 proyectos

Según relevó la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, desde el 11 de diciembre de 2015 se anunciaron públicamente 455 proyectos por u$s 60.920 millones. De ese total, pudo corroborar que se concretaron unos 34 proyectos, por u$s 3046 millones. Un 5% del total.

Los exiguos montos

En los últimos 18 meses, unas 355 empresas anunciaron inversiones. Los sectores con inversiones más pesadas son petróleo y gas, por u$s 14,7 millones; minería, por u$s 7,5 millones; telecomunicaciones por u$s 6,8 millones; generación y servicios públicos por u$s 5,3 millones; energías renovables por u$s 5,1 millones; bienes industriales y desarrollos inmobiliarios, ambos por u$s 4,4 millones, y bienes de consumo, por u$s 4,2 millones.

La inversión privada no alcanza y la extranjera no llega

Según indicó el último monitor macro de Econométrica, “la inversión privada necesita más protagonismo para sostener el crecimiento (económico)”, por lo que es la inversión pública la que está traccionando el arranque. “Como la inversión privada no alcanza y la extranjera no llega, el gobierno inició un notorio incremento en las obras públicas por todo el país que permita sostener la actividad, dejando de lado los objetivos fiscales inicialmente planteados”, explicó el economista Ramiro Castiñeira.

La energía sólo a futuro

“En energía, la inversión es cierta. Se espera un fuerte repunte en el sector eléctrico, donde se destacan las licitaciones por u$s 4200 millones en energías renovables que se hicieron el año pasado; se especula con una licitación de u$s 3000 millones en transporte; un crecimiento de u$s 700 millones anuales en distribución, y un fuerte aumento de la capacidad instalada en generación en los próximos años”, dijo Javier Cao, economista de la consultora Abeceb. Y observó varios anuncios de inversión en la extracción de gas.

La industria nada por ahora

En cambio, indicó que las inversiones en la industria están a la espera, debido a la fuerte incertidumbre sobre la evolución del mercado interno y una mayor apertura comercial y una alta capacidad ociosa. Una de las trabas principales para que se realicen las inversiones que necesita el país es la falta de financiamiento o a precios razonables.

La inseguridad jurídica

“Si vos no tenes la ejecución de la obra -como lo que pasa con China, que ejecuta y da financiamiento-, es difícil que alguien te financie algo por separado. O alguien estaría dispuesto a hacerlo por un costo que Argentina no puede aceptar. Para las inversiones más pequeñas, se requiere que el proyecto se autofinancie. Alguien estaría dispuesto a invertir en una autopista si tiene la concesión y puede pagar el proyecto, pero ahí surge el tema de la seguridad jurídica, que se respete el contrato”. www.cronista.com

Deja un comentario

Autor entrada: Airevision

Dejanos tu opinión