Protestas represión y Estado: informes de 2017

Se incrementaron en 2017. Los datos. Los reclamos laborales al tope. Gatillo fácil. Maldonado y Nahuel en la lista.

Todos los días, vemos en los diferentes medios hechos donde la policía, gendarmería y otras fuerzas de seguridad vienen realizando operativos donde se registran detenidos, heridos y hasta muertos. Pero una cosa es la “percepción” y otra la realidad en su conjunto mostrada en datos reales. Instituciones dedicadas a seguir esta cuestión como Correpi y CEPA, están dando a conocer los resultados de su última investigación del año 2017 que no son para nada alentadores. Estos datos muestran que la violencia institucional y el gatillo fácil, se han incrementado en forma alarmante, y un dato no menor, es que no hay instituciones gremiales ni políticas importantes que levanten una voz de alarma, más allá de reclamar cuando les toca algún caso particular.

Los datos.

El CEPA entregó una investigación que realizó desde enero de 2016 a noviembre de 2017 inclusive. Según este estudio, en ese período registraron 111 hechos represivos en manifestaciones sociales o laborales, en los cuales detuvieron a 354 manifestantes e hirieron a 328.

El promedio indica que cada dos días una persona es herida y otra es detenida.

Los reclamos laborales al tope

El 52 % de los hechos represivos fueron contra la movilización de trabajadores; el 24 % contra militantes de movimientos sociales; el 14 % contra familias en condiciones de vulnerabilidad; el 6 % contra pueblos originarios y el 4 % contra familias y vecinos que exigen justicia por hechos de gatillo fácil e inseguridad.

El relevamiento del CEPA arrojó otro dato: la judicialización de la protesta. En estos casos fueron detenidos dirigentes sociales, gremiales e incluso diputados.

Gatillo fácil

Desde 1996 la Correpi (Coordinadora contra la Represión Policial e institucional) elabora cada año un informe sobre los casos de gatillo fácil y como todos los años volverán a presentar el relevamiento que hicieron de estos doce meses. El relevamiento que realiza incluye a las víctimas de fusilamientos por gatillo fácil, muertes por tortura en cárceles y otros lugares de detención, desapariciones y asesinatos en movilizaciones y jornadas de lucha. Esta institución informó que en el último año se incrementó el número de asesinados por uniformados. La violencia estatal provoca un muerto por día.

“Los datos muestran que este es el gobierno más represivo desde el regreso de la democracia”, resumió Verdú, titular de la Correpi.

Maldonado y Nahuel en la lista

El informe de la organización –que siempre se mantuvo crítica y a distancia de todos los gobiernos– coincide con la alarma social provocada por las muertes de Santiago Maldonado y el joven mapuche Rafael Nahuel, ambas ocurridas durante operativos protagonizados por fuerzas de seguridad en la Patagonia. “Son casos notorios, pero episodios parecidos se viven a diario en los barrios del Conurbano y la Ciudad de Buenos Aires, donde registramos un alarmante incremento de hechos represivos desde que entró en vigencia la fusión entre la Metropolitana y la Federal”, adelantó Verdú.

Fuentes:

La izquierdadiario: Violencia estatal: gatillo fácil y criminalización de la protesta

Tiempo Argentino: La violencia de Estado ya provoca un muerto por día

 

Autor entrada: Airevision

Dejanos tu opinión