Lawfare: nueva herramienta para el control político de América Latina

Lawfare y más definiciones de Cristina y Dilma. ¿Qué es el  Lawfare?. Una matriz continental. Lawfare en Argentina: el caso Nisman. Los medios tuercen decisiones judiciales. Hoy hay presos políticos por este método.

Leemos todos los días en los medios los casos de corrupción de políticos opositores al gobierno de Macri, y, a veces suponemos que pasa sólo en Argentina, cosa que no es así. Es un nuevo fenómeno que utilizan los gobiernos corruptos para disciplinar a políticos, gremialistas, empresarios y militantes que alzan las voces de protesta.  Se ha acuñado un nuevo término (lawfare) para describir este plan de acción que se desarrolla fundamentalmente en Latinoamérica para sacar del escenario a los políticos que hicieron gobiernos populares atendiendo a la defensa de los intereses de cada país. Antes fueron las fuerzas Armadas que actuaban, ahora en su reemplazo está el poder Judicial.

Es una forma contemporánea de perversión de la democracia, en la que se usa lo que debiera garantizar el Estado de derecho como arma de guerra para aniquilar el enemigo, cuando no se lo puede destruir políticamente, en condiciones de disputa equitativa”.

Lawfare y más definiciones de Cristina y Dilma

En noviembre del corriente año, Perfil publicó una reunión entre las dos exmandatarias alcanzadas por este operativo internacional. La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner se reunió en su departamento de Capital Federal con la exmandataria de Brasil Dima Rousseff, con quien habló sobre “la utilización del aparato judicial”, tras el pedido de desafuero y prisión preventiva que dictó el juez Claudio Bonadio en su contra. www.perfil.com

La actual embestida legal contra Cristina Fernández de Kirchner en Argentina, Dilma Rousseff y Lula Da Silva en Brasil, son ejemplos no aislados de una nueva táctica de guerra no convencional que se conoce como Lawfare

¿Qué es el  Lawfare?

Es el uso indebido de instrumentos jurídicos para fines de persecución política, destrucción de imagen pública e inhabilitación de un adversario político. Combina acciones aparentemente legales con una amplia cobertura de prensa para presionar al acusado y su entorno (incluidos familiares cercanos) de forma tal que éste sea más vulnerable a las acusaciones sin prueba. El objetivo: logar que pierda apoyo popular para que no disponga de capacidad de reacción. El término “describe un método de guerra no convencional en el que la ley es usada como un medio para conseguir un objetivo militar” www.celag.org

Una matriz continental

En un artículo publicado por Leopoldo Moreau en www.nuestrasvoces.com.ar titulado  “La derecha y sus operaciones judiciales” El 8 de noviembre de 2016 analiza, en la 4° edición de la revista Horizontes del Sur, las deformaciones que la politización de la justicia y la judicialización de la política traen aparejadas en la coyuntura argentina, procesos que a la vez se insertan en una matriz continental que apunta a debilitar a los movimientos populares.

Lawfare en Argentina: el caso Nisman

Sin duda uno de los ejemplos más destacados fue la muerte del Juez Alberto Nisman, que condujo a una fuerte desestabilización del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en el año de las elecciones presidenciales en Argentina (2015). En el mes de enero de 2015 se culpó a la presidenta Cristina Fernández del asesinato del Juez Nisman, sin pruebas fehacientes y sólo en base a presunciones difundidas por la prensa. Como ejemplo se puede leer en Clarín una nota con el título “El juez Claudio Bonadio asegura que un ex titular de Interpol complotó con Héctor Timerman”, donde dice que el Juez “cree” que Ronald Noble ayudó al ex canciller argentino a ocultar que se iban a levantar las alertas rojas. www.clarin.com/

Los medios tuercen decisiones judiciales

Desde el caso AMIA hasta la muerte de Nisman hay mucha información poco conocida que vincula a la Argentina con la geopolítica de Estados Unidos en Medio Oriente, pues entre otras irregularidades, hay pruebas de que Nisman informaba periódicamente de los avances de la investigación a la Embajada estadounidense en Argentina. De eso hablaron poco los medios y se centraron en la denuncia que había hecho el Juez Nisman a la presidenta Kirchner por haber “fabricado la inocencia” de los supuestos perpetradores del atentado a la AMIA, en complicidad con el gobierno de Irán, a cambio de beneficios comerciales y políticos (11). Meses después, en mayo de 2015, la Cámara de Casación emitió un dictamen en el que rechazaba las acusaciones contra Kirchner y otros dirigentes afines al oficialismo alegando “inexistencia de delito” (12). No obstante, desde un principio la prensa criminalizó a la presidenta, de modo tal que ni siquiera el resultado del proceso judicial logró revertir esa imagen y que se materializó, por ejemplo, en la consigna “todos somos Nisman”. www.telesurtv.net

Hoy hay presos políticos a raíz de este “proceso judicial”.

 

Autor entrada: Airevision

Dejanos tu opinión