Inseguridad: intendentes reclaman a Vidal cumplir la promesas de “diálogo político”

Magario e Insaurralde piden diálogo. El diálogo prometido por Vidal. La propuesta de los intendentes. “Discutir la cuestión general de la seguridad”. Los recursos.

Bajo el telón casi excluyente del dólar y la crisis financiera que viene afectando la credibilidad de la sociedad de la gobernadora y el presidente, intendentes de la provincia toman un tema que es una de las preocupaciones centrales de la población: la inseguridad. Y esto es una constante en la gestión de cambiemos que descree en el Estado como protagonista de las políticas tendientes a favorecer la convivencia pacífica y el el estado de bienestar.  consideran que el consenso se consigue con la presión de los estamentos superiores del poder político como lo demuestra las acciones judiciales y la compra de voluntades de opositores oportunistas para lograr leyes, y no con la discusión abierta con sectores mayoritarios del arco político y social que es el fundamento de toda sociedad civilizada.

Magario e Insaurralde piden diálogo.

Los intendentes del peronismo, encabezados por el lomense Martín Insaurralde y la matancera Verónica Magario, presionarán mañana en el Senado para que el Gobierno bonaerense abra una instancia de diálogo para abordar de manera conjunta una agenda respecto de la Seguridad en la Provincia. Los últimos y muy violentos hechos delictivos, y las consecuencias que padecieron los jefes comunales a raiz de ellos, desempolvaron el recuerdo de una vieja promesa de María Eugenia Vidal en ese sentido.

El diálogo prometido por Vidal

Se trata del “diálogo social por la inseguridad” que Vidal prometió en la apertura de sesiones de 2017, en el que, dijo, aspiraba a contar con la participación de “todos los poderes del Estado y las organizaciones de la sociedad civil, reunidos sin ningún tipo de especulación política ni mirada de corto plazo”.

La propuesta de los intendentes

“Vamos a tener muchas horas y semanas para trabajar juntos, en las que sentados en una mesa tenemos que consensuar proyectos que podamos aplicar. Y este no va a ser sólo un debate entre políticos y miembros de la justicia. Vamos a sumar a las iglesias, a las organizaciones sociales y vecinales, para que la conversación sea amplia y verdadera”, prometía por entonces la mandataria. Pero la convocatoria de Vidal nunca se concretó, y la situación se puso más tensa con cada delito.

Los oradores

El dato político que surge que habrá sólo dos oradores. Por un lado, Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora; por el otro, Verónica Magario, su par matancera. El lomense ya impulsó en 2016 un proyecto para que la Provincia traspase la policía a la órbita de los municipios. Su vecina lo desempolvó para salir de las cuerdas hace apenas unos días.

Piden recursos.

Ese proyecto preveía el traspaso a los Municipios de la Policía de Prevención Local y de la Policía de Seguridad de Distrito, junto con “los recursos presupuestarios que garanticen su adecuado y funcionamiento”, equipamiento y personal, para que quede bajo la dependencia orgánica y funcional de los intendente. La nueva fuerza, llamada “de Prevención Municipal”, siempre según la letra de la iniciativa parlamentaría, podía portar armas, detener y poner a disposición de la justicia.

“Discutir la cuestión general de la seguridad”

Por entonces Insaurralde consiguió el apoyo del buena parte del peronismo y del Frente Renovador. Y llegó a asegurar que la propia Vidal lo veía con buenos ojos. No prosperó, sin embargo, según aclaró entonces, debido a que el Gobierno no quería que se mezcle “con el año electoral”.

Según INFOCIELO, la idea no será sencillamente reflotar esa iniciativa legislativa, sino hacer que Vidal cumpla su promesa de abordar el tema de una vez. “No se trata de que sea sólo un proyecto, sino de discutir la cuestión general de la seguridad”, dijeron desde la organización ante la consulta de este portal.

Por el momento no está claro quiénes acompañarán a Insaurralde y Magario en su anuncio, más allá de los bloques legislativos del peronismo. Es que, se sabe, el peronismo trabaja una unidad que por ahora se construye con dientes apretados y fricciones, y ninguno de los caciques que se arroga representatividad quiere regalarle flashes a otro.

Fuente: infocielo.com

Deja un comentario

Autor entrada: Airevision

Dejanos tu opinión