Como te lavan el cerebro con tus propios datos en forma ilegal

Nos conocen mejor que nosotros mismos. El caso Cambridge Analytica. Nuestra confidencialidad no vale. Las evidencias del espionaje. Qué es Cambridge Analytica. Psicología del comportamiento.

Mucha gente se  pregunta cómo es posible que tanta gente haya votado planes de destrucción que va en contra de sus propios intereses y que hoy a dos años y medio de gestión del gobierno de Macri y con las consecuencias a la vista aún haya un 30% de la población que apoya su gestión?

La acción de los medios concentrados hegemónicos y cada vez más monopólicos desde que asumió este gobierno, no sólo ponen noticias a favor de este proyecto, sino que ocultan las que los perjudica.

Nos conocen mejor que nosotros mismos.

Este accionar está basado en el conocimiento que poseen sobre cada individuo de la sociedad a través de la tecnología que disponen y que no están a la mano de cualquier ciudadano, les permite realizar análisis de preferencias, odios, e intereses de los distintos grupos sociales sobre los que están influyendo: nos conocen mejor que nosotros mismos.

Una información aparecida en muchos medios, muestra la punta de un ovillo que pone una luz sobre una cuestión, que por ser sabida no es menos importante conocer: cómo usan nuestra información de forma ilegal a través de las redes sociales.

El caso Cambridge Analytica

El exCEO de Cambridge Analytica, Alexander Nix, admitió en una audiencia de la Comisión de Asuntos Digitales, Cultura, Medios y Deporte del Parlamento británico que había trabajado en una “campaña anti kirchnerista” previo a las elecciones presidenciales de diciembre de 2015, pero se negó a revelar la identidad de su cliente.

Cabe destacar que Cambridge Analytica está acusada de haber usado los datos personales de 90 millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento. Esta información habría sido utilizada para elaborar un programa que permitió predecir e influenciar el voto de los electores en la campaña presidencial de Estados Unidos de 2016, que ganó Donald Trump.

Nuestra confidencialidad no vale.

Las respuestas del CEO de la empresa a los legisladores británicos revelan que trabajaron para la campaña en contra del gobierno de Cristina, y que no daba los datos del cliente por razones de confidencialidad. Y nuestra confidencialidad no juega?

Las evidencias del espionaje

He aquí parte del diálogo en el congreso del legislador Damian Collins con el CEO de la empresa Cambridge Analytica Alexander Nix que puede leerse más completo en primereando.com.ar

Damian Collins: -¿Trabajó en Argentina?

Alexander Nix: -Sí, hemos trabajado en Argentina.

Damian Collins: -¿Para quién fue, en Argentina?

Alexander Nix: -Como dije la última vez, no nos gusta hablar de clientes específicos, simplemente porque hay una confidencialidad con el cliente.

Damian Collins: -Vi una anotación sobre alguien trabajando en Argentina, que era una campaña anti-kirchnerista. Entonces, estaban trabajando para uno de los partidos opositores o alguien que buscaba cambiar el liderazgo político en Argentina, ¿es correcto eso?

Alexander Nix: -En lo que a mí me concierne, y con lo que podría volver después a usted, no creo que nunca hayamos trabajado en una campaña anti-kirchnerista.

Damian Collins: -Ok. Solo estoy viendo una nota que alguien compartió conmigo de una reunión del grupo SCL (empresa madre de Cambridge Analytica) del 27 de mayo, donde hay una nota que dice “campaña anti-kirchnerista y presentada al tomador de decisiones, esperando devolución”…

Alexander Nix: -Correcto…

Damian Collins: -Lo que sugiere que sí presentó una campaña anti-kirchnerista a alguien que podría estar en el mercado para comprar una.

Alexander Nix: -Bueno, no. Eso sugiere que tal vez apunte a hacer ese tipo de campaña.

Damian Collins: -Claro, una campaña anti-kirchnerista, claro.

Alexander Nix: -Exacto, sí.

Qué es Cambridge Analytica

Cambridge Analytica nació como una rama de SCL Group, un grupo de contratistas gubernamental y militar que según afirma en su sitio web, trabaja en diversos sectores como la investigación de seguridad alimentaria o la lucha contra los narcóticos y las campañas políticas. El grupo fue fundado hace más de 25 años. Sin embargo, Cambridge Analytics fue creada en 2013, con una inversión de 15 millones de dólares por parte del republicano Robert Mercer y Steve Bannon.9​ Al comenzar con sus actividades, CA contrató a investigadores de la Universidad de Cambridge entre sus empleados. De ahí surge el nombre: Cambridge Analytica.

Psicología del comportamiento

Según se lee en el sitio web de la compañía, la empresa combina la psicología del comportamiento con una metodología de la investigación estadísticamente sólida para proporcionar una imagen completa del comportamiento del consumidor, la competencia y las tendencias. Para lograr un conocimiento más profundo de la audiencia, la compañía utiliza técnicas de mejora de datos y segmentación de audiencia que proporcionan análisis psicográficos. CA recopila datos sobre votantes utilizando fuentes como datos demográficos, comportamiento del consumidor, actividad en Internet y otras fuentes públicas y privadas. La compañía afirma usar la escala OCEAN de rasgos de personalidad. Usando lo que llama “microtargeting de comportamiento”, la empresa indica que puede predecir las “necesidades” de los sujetos y cómo estas necesidades pueden cambiar con el tiempo.14​ Aunque según The Guardian, CA está utilizando datos psicológicos derivados de millones de usuarios de Facebook, en gran medida sin el permiso o el conocimiento de los usuarios.15​ Además, Associated Press reveló que la empresa utilizó la aplicación móvil “Cruz Crew”, como fuente de información, para rastrear los movimientos físicos y la lista de contactos de los usuarios.

Que el lector saque sus conclusiones y que los políticos argentinos tomen nota de esto para indagar si esto no es una fuerte intervención a la privacidad de nuestros ciudadanos.

Fuentes:

wikipedia.org

www.ambito.com

primereando.com.ar

 

 

Deja un comentario

Autor entrada: Airevision

Dejanos tu opinión