El endeudamiento que no se discute en campaña.

La deuda pública ya es como la de 2001. Kicillof cuestiona la deuda en el congreso. Los intereses que deberemos pagar. Los intereses son 4,5 veces los que paga Chile. Vidal endeuda la provincia.

La campaña de octubre tiene en discusión una serie de temas que si bien son importantes, dejan de lado una de las más importantes: la situación económica en que el actual gobierno está dejando como herencia para el País.  Esto el público en general no lo percibe, mientras que las pequeñas obras que se hacen en un país normal son magnificadas con inauguraciones con fines electorales, que no tienen la magnitud que deberían porque en realidad son “mantenimiento” de lo existente y sin inversiones productivas que justifiquen semejante endeudamiento. Muchos economistas, que incluye a varios oficialistas están dando la voz de alerta sobre el impacto del endeudamiento sobre los intereses que deberemos pagar, y en muchos casos se compara la situación con el 2001. Leer más Sobre El endeudamiento que no se discute en campaña.

Vidal lidera el ranking nacional de endeudamiento en 2016.

Tomó deuda por16.300 millones de pesos y 3 mil millones de dólares. Es la mitad del endeudamiento de las provincias. En la gestión anterior hubo caída del endeudamiento. Mendoza acompaña. El destino del endeudamiento de Vidal en 2017

Un nuevo informe presentado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) ubicó a la provincia de Buenos Aires primera en el ranking nacional de endeudamiento del año 2016.

Las cifras

La entidad destacó que la gestión Cambiemos tomó deuda por unos 16.300 millones de pesos y 3 mil millones de dólares, lo que representa casi la mitad de las emisiones realizadas este año por la totalidad de los Estados subnacionales. Desde el Cippec alertaron sobre una peligrosa combinación de déficits crecientes, incrementos de deudas en dólares y una intensificación de las ayudas nacionales. 

La deuda externa despega como en los 90

La “pesada” herencia. Las provincias también se endeudan. Vidal pide de nuevo. Urtubey en el mismo camino.

Una ventaja del macrismo en relación a experiencias neoliberales anteriores, como las de Menem y De la Rúa, es el bajo nivel de endeudamiento público y privado que recibió luego de doce años de políticas heterodoxas. Eso le da mayor margen para empapelar el mundo con bonos argentinos. La crisis de solvencia de la convertibilidad estalló después de una década, en 2001, con una evolución de la deuda pública externa que pasó de representar el 22,1 por ciento del PIB al 32,7 por ciento, en tanto que la deuda pública nacional trepó de 28,2 a 51,8 por ciento. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, en tanto, dejó un nivel de deuda pública externa de 14 puntos del PIB, mientras que la deuda pública nacional se ubicó en 44 puntos. La deuda externa total, pública y privada, se movió de 22,3 a 44,2 por ciento del PIB en la convertibilidad, y retrocedió a 26 por ciento en 2015.